Vestidos de graduación



Vestidos de graduación cortos

Los vestidos de graduación cortos son un clásico en la actualidad. Hoy en día, los diseñadores se preocupan más por resaltar las piernas, ya que así se puede mejorar la silueta femenina en gran medida, y también debido a que la juventud actual está más libre de las tradiciones y busca innovar y expresar su propio estilo.

Los vestidos cortos son los más elegidos por las graduadas, especialmente las adolescentes. Los hay de todo tipo, y, aunque muchas crean que no son tan elegantes como los largos, lo cierto es que pueden ser tan increíbles como un vestido largo de graduación.

Ahora, hay ciertas cosas que debes saber sobre los vestidos de graduación cortos: la elección de la prenda ideal debe estar directamente relacionada con el evento al que llevarás ese atuendo. Con los vestidos largos no es tan difícil equivocarse, porque la mayoría de ellos son vestidos para fiestas. Sin embargo, en el caso de los vestidos cortos, existen modelos para distintos tipos de eventos, y debes tener mucho cuidado de no llevar el equivocado.

Así como existen hermosos y elegantes vestidos cortos para la noche, también los hay para el día, para la oficina, para cócteles, y distintos tipos de eventos. Por eso, cuando vayas a la tienda de ropa, encontrarás una amplísima variedad de prendas de este tipo, ¡pero no debes confundirte! Seguramente encontrarás uno que te encantará, y puede ser que esa prenda en particular esté diseñada especialmente para salidas informales nocturnas, como ir al cine o a una cena con amigos, o para salidas informales diurnas, como por ejemplo, un pic-nic.

Un grave error sería que te presentes a una fiesta de graduación con un vestido corto diseñado para usar durante el día. Existen distintos tipos de vestidos para el día, y se diferencia según la estación del año. Los hay para el invierno y para temporadas calurosas. Ellos se caracterizan por estar confeccionados por telas que no son por lo general muy caras. A su vez, no tienen tantos detalles ni glamour como los vestidos cortos de graduación, y, a pesar de que pueden ser muy elegantes, son lo suficientemente simples como para poder salir con ellos durante el día, ya sea para ir a trabajar, a visitar a una amiga, de compras, al cine, etc.

También existen vestidos cortos de noche que son más elegantes que los de día, pero aún así, no son apropiados para usarlos en tu graduación. Los vestidos de noche, por lo general, son aptos para ir a fiestas más sport o para ir a una disco. Éstos no son lo suficientemente elegante, ya que no cuentan con los detalles y el diseño apropiado para un evento como una fiesta de graduación.

Existe una gran variedad de vestidos de graduación cortos, sólo debes encontrar el que te quede bien. Por lo general son vestidos simples hechos con telas finas y elegantes que no son muy extravagantes pero que tienen pequeños detalles que los hacen ver fabulosos, por ejemplo, una faja de color en la cintura, o un arreglo florar. De hecho, ya que los vestidos cortos no tienen mucha superficie, los detalles se vuelven lo más importante en este tipo de atuendos. A veces un arreglo de pedrería o bordado puede hacer que una prenda luzca fantástica.

Los accesorios también son importantes en los vestidos cortos. Cuando hablamos de vestidos largos, no se necesita poner un gran énfasis en los accesorios, ya que el vestido es lo más resaltante, pero los vestidos cortos tienen otro efecto visual, es decir, son más simples, y por ello, es necesario darle más atención a los accesorios, como la cartera que llevaremos, los zapatos, las pulseras, gargantillas, etc. Puedes usar un vestido corto muy simple que no lleve muchos detalles y embellecerlo y darle ese toque de elegancia con los accesorios. Es por eso que, cuando se trata de vestidos de graduación cortos, debemos poner mucha atención a los accesorios que elegiremos.

Muchas mujeres piensan que las polleras cortas no favorecen a cualquiera, pero lo cierto es que hay vestidos cortos para todo tipo de cuerpo. Las piernas por lo general suelen definir mejor la silueta femenina, y por eso, no es muy positivo que se luzcan, no importa si somos gorditas o muy delgaditas. Además, los diseñadores se han concentrado mucho en el diseño de vestidos cortos porque es lo último en la moda, y por ello, existen modelos de todo tipo para todo tipo de cuerpos. Jugando con distintas técnicas de diseños, como pliegues, frunces, colores, estampados, cortes y formas, los diseñadores han logrado crear una gama infinita de modelos, por lo que es imposible que no encuentres uno que favorezca tu figura.

Las mujeres muy flaquitas deben optar por vestidos de graduación cortos que tengan algún detalle de pliegues o frunces en las zonas de las curvas para resaltarlas. Una buena opción para esto son las polleras tipo globo, también conocidas como polleras balloon, que ayudan a crear un efecto visual de ampliación en la forma de las caderas para aquellas que no tienen las curvas muy marcadas.

En el caso de las mujeres rellenitas, los vestido con corte princesa son los más apropiados. Estos vestidos tienen una faja o cinturón en la zona de la cintura que ayudan a afinar la figura. Si tienes el busto grande, no es recomendable usar escotes muy pronunciados. Lo mejor es cubrir un poco esta zona, y lo mejor es que tenga algún detalle con bordados o pedrería alrededor del escote, que funcionará como un marco para tu rostro y apuntará toda la atención en tu cara, y no en el busto. Sin embargo, tienes que tener cuidado de que éstos sean realmente detalles y no algo muy resaltante, porque lograrás el efecto contrario.

En la actualidad, los vestidos de graduación cortos son muy elegantes. A diferencia del pasado, ya dejaron de ser vistos como vestidos para cócteles o eventos diurnos únicamente y se trasformaron en el último grito de la moda en vestidos de fiesta. Así que no tengas miedo de usar un vestido corto en tu graduación, ya que con uno lucirás a la moda e innovadora.