Vestidos de graduación



Vestidos de graduación

La fiesta de tu graduación es uno de los momentos más importantes de tu vida, y por eso necesitas que esa noche sea totalmente memorable. Por lo tanto, cuando elijas entre las miles de opciones en vestidos de graduación, debes tener cuidado con cada detalle para que esa noche luzcas espléndida.

La variedad en vestidos de graduación es infinita, y eso se debe a que existen vestidos para todo tipo de gustos y todo tipo de cuerpos. Por esta razón, antes de comenzar a recorrer todas las tiendas en busca del vestido ideal, debes conocer cuál es el mejor modelo para ti. Hay ciertos diseños que debes ignorar, por más que te gusten mucho, y otros que tal vez a primera vista no te convenzan demasiado, pero al probarlos verás que calzan perfecto en tu cuerpo y te hacen ver perfecta.

Para empezar, debemos diferenciar los vestidos de graduación para niñas, que son aquellas que terminan la escuela primaria, los vestidos de graduación para adolescentes, que son las que finalizan la escuela media, y los vestidos de graduación para universitarias.

A pesar de que en el pasado era poco común, en la actualidad se está estilando celebrar la graduación de la escuela primaria. En los distintos países, la edad en la que se gradúa de la escuela primaria varía, y lo mismo ocurre con la escuela media, pero es muy común, y está muy desarrollada, la industria de indumentaria de vestidos para los eventos de la escuela media, y no tanto los de la escuela primaria. Esto se debe a que es algo nuevo. Sin embargo, está poniéndose muy de moda la celebración de la finalización del ciclo primario, y por eso, los diseñadores también están concentrándose más en realizar diseños innovadores y muy bonitos para las niñas graduadas.

Como la edad promedio de estas niñas es de doce años, los vestidos deben coordinar con esa edad. Hasta no hace mucho tiempo, las únicas opciones eran los vestidos disponibles para las adolescentes, los que no quedaban bien en las niñas porque eran muy grandes o con diseños muy adultos para ellas. Sin embargo, hoy en día, es posible encontrar vestidos de graduación para niñas en muchos locales de ropa.

Los vestidos de graduación para niñas deben ser muy diferentes a los de las adolescentes y, en especial, a los de mujeres adultas. Por ejemplo, los escotes, las transparencias, el encaje y las prendas muy apretadas no son para nada recomendables. Tampoco deben ser ni muy cortos ni muy largos. Los vestidos muy cortos soy muy insinuantes, y en una niña puede lucir muy mal. Los vestidos largos son más comunes para mujeres de más edad.

Las adolescentes que terminan la escuela media tienen mucha más variedad cuando se trata de vestidos de graduación, y esto se debe a que ésta es una tradición que ya tiene sus muchos años, y, por eso, la industria de indumentaria para este fin está muy desarrollada. La última moda para vestidos de graduación de este tipo son los cortos. Cuando hablamos de vestidos cortos, sin embargo, nos referimos a prendas que lleguen a la altura de la rodilla. Aunque en el pasado los vestidos cortos no eran bien vistos para fiestas de este tipo, en la actualidad son muy elegantes y los hay de miles de modelos. Los diseñadores de moda se han concentrado mucho en esta área, y, gracias a ello, es posible encontrar en las vidrieras vestidos cortos para todos los gustos y los tipos de cuerpo. Aún así, el vestido largo sigue siendo un clásico, y siempre luce bien. Los muy cortos y apretados no son apropiados a esa edad. Tampoco lo son los de escote pronunciado. Sí es una buena opción un vestido strapless o sin breteles, ya que este tipo de modelo es más común para las jovencitas que no deben ocultar marcas de la edad.

En el caso de los vestidos de graduación para universitarias, las opciones también son amplísimas. Lo más elegante en estos casos son los vestidos largos. Este tipo de vestidos también se puede encontrar en todos los modelos. Debes tener cuidado qué es lo que eliges al momento de seleccionar tu vestido de graduación, especialmente cuando se trata de largos. Es muy difícil encontrar un atuendo que nos calce bien y nos haga lucir fantásticas, es por eso que debes tener en cuenta algunos detalles: si eres un poco rellenita, olvídate de los vestidos lisos y planos, porque estos suelen pronunciar la pancita. Lo mejor es optar por alguno con un estampado que no sea ni muy exagerado ni con motivos muy pequeños. Tampoco es aconsejable un estampado de rayas horizontales, porque producirá un efecto visual de ampliación. El estampado de rayas verticales puede ayudar a afinar la figura. También puedes optar por vestidos con pliegues en la zona del abdomen, o con un corte princesa, que tiende a afinar la cintura. Si tienes el busto grande, entonces no uses escotes muy pronunciados, lo mejor es un escote recatado que tenga algún bordado o detalle a su alrededor para concentrar el foco en tu rostro. Si eres muy delgada, los vestidos lisos son una buena opción, pero a veces pueden hacerte ver más flaca de lo que eres. Es por eso que los vestidos con vuelos o pliegues en la zona de la cadera y el pecho agregarán volumen a tu cuerpo, y acentuarán tus curvas. También puedes apuntar a los estampados que producen un efecto visual de ampliación, como las rayas horizontales o los estampados florales.